Indignación al saberse que dos miembros de “La Manada” siguen cobrando del Ejército y la Guardia Civil

La Audiencia de Navarra ha condenado a los miembros de “La Manada” a nueve años de cárcel por abuso sexual y no por agresión sexual, delitos que se diferencian por el uso de la violencia y la intimidación.

De este modo, entiende que los abusos se produjeron sin consentimiento, pero sin que se dieran esas circunstancias. Además los condenados tendrán que indemnizar además a la víctima con 50.000 euros y se les impone una prohibición de comunicación con la víctima por 15 años.

La sentencia ha colocado en el punto de mira a dos de los condenados: Antonio Manuel Guerrero, alumno en prácticas de la Guardia Civil, y Alfonso Jesús Cabezuelo, miembro de la Unidad Militar de Emergencias —UME—.

Ambos serían expulsados del Instituto Armado y del Ejército Español una vez sea emitida la sentencia en firme, siendo efectivo su cese de manera definitiva cuando ocurra. En la actualidad se encuentran en situación de suspensión de funciones.

Esto lo ha confirmado un portavoz del Ministerio de Defensa, en un comunicado en el que anuncian que, en el caso de Alfonso Jesús, permanecerá en situación de suspensión de funciones y será cesado una vez exista una sentencia en firme.

El soldado Cabezuelo —que estaba destinado en la localidad sevillana de Morón de la Frontera— seguirá recibiendo el 75 % de su salario, misma situación que se aplica al alumno del Instituto Armado Antonio Manuel Guerrero.

Cabe destacar que el tiempo transcurrido en situación de suspensión de funciones no se les computa a efectos de trienios o de derechos en el régimen de la seguridad social, quedando además sin posibilidad de ascenso.

“Como consecuencia de la prisión preventiva, se le pasó a la situación de suspenso en funciones, cesando además su destino de la UME en Sevilla conforme al artículo 111 de la carrera militar”, señaló el portavoz del Ministerio de Defensa sobre el caso de Alfonso Jesús.

Por su parte, a Antonio Manuel se le abrió un expediente disciplinario y ahora firmará la “separación de servicio”, término que hace referencia a su cese en el Cuerpo.

En ambos casos, el cese de sus funciones será firmado por la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, a propuesta del ministerio del Interior, Juan Ignacio Zoido, según han detallado fuentes del Instituto Armado.