Una trabajadora de un hotel sufre un infarto tras ser escupida por un cliente que no quería ponerse la mascarilla

Una trabajadora de un hotel sufre un infarto tras ser escupida por un cliente que no quería ponerse la mascarilla