Preocupación por lo que un repartidor ha visto al ir a casa de Isabel Pantoja

Después de la tormenta que desató Kiko Rivera con sus sorprendentes y reveladoras declaraciones sobre la herencia de su padre, de la que dijo que su madre había “hipotecado” desde que él era un niño, hay una persona, que no es de Cantora, que ha visto por primera vez a Isabel Pantoja, a la que parece que se ha tragado la tierra.

Se trata de un repartidor (no se ha aclarado de qué producto) que suele ir a la finca y que la ha visto de esta manera: “Estaba completamente rota. Iba sola, caminando por el campo y hablando con sus gatos”, ha dicho con mucha credibilidad, pues Isa P ya dijo en ‘La casa fuerte’ que su madre tiene una relación muy intensa con sus queridos felinos.

Parece que los gatitos, su madre, Doña Ana y Agustín son el mayor refugio de la tonadillera en estos duros momentos en el que se ha cuestionado completamente su figura pública, sobre todo, como madre. Cantora se ha convertido en su fortaleza mientras no paran de salir nuevos datos sobre la herencia de Paquirri y mientras su hijo recupera la relación con sus hermanos, Fran y Cayetano.