Estupefacción por lo que ha pillado haciendo el radar Pegasus en Toledo

Que las multas tienen afán recaudatorio es algo con lo que están de acuerdo incluso los jueces. Al menos, uno de Cádiz que anuló una multa de 300 euros y pérdida de dos puntos del carné impuesta a un conductor. “Por mucho que se pretenda tramitar sumariamente las sanciones de tráfico, la precipitación en generar y obtener rápidamente pingües beneficios para la Administración no puede hacerse a costa de violentar normas básicas del procedimiento“, dijo.

Pero hay veces que hay que ponerse de acuerdo con las autoridades, y reconocer que algunas multas tienen toda la justificación. Especialmente cuando estás poniendo en peligro tu vida, y la de los demás….

Afortunadamente para la seguridad de todos, cada vez es más difícil cometer una imprudencia grave al volante y salir impune. Recordemos que los tripulantes de un radar-helicóptero Pegasus de la Dirección General de Tráfico se quedaron con la boca abierta hace unos meses cuando interceptaron a un conductor que iba simulando que tocaba la batería con dos palos de madera mientras conducía. En plena autovía.

Y ahora, a quien han cazado es a un conductor que circulaba por carretera a más del doble de la velocidad permitida. Ocurrió en la Radial 4 Madrid sentido Toledo, una autopista de peaje en la que un Porsche 911 llegó a alcanzar los 245 kilómetros por hora. Un delito contra la seguridad vial que puede acarrear hasta 6 meses de cárcel, y por el que el conductor fue detenido en el momento.

Aquí tenéis las imágenes… ¡un locurón!

 

 

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.